Cómo ser un Súper Cuentacuentos – Fabulastic
Envío usual GRATIS. Envío EXPRESS, 6,90€

Cómo ser un Súper Cuentacuentos

Publicado por en

Convierte la lectura en toda una experiencia. Aprovecha los días que no podéis salir de casa para construir un fuerte, llenar una de las camas de almohadones, hacer palomitas, reunir los mejores libros y empezar con la lectura en familia.

Empezamos con el primer de los tres consejos sobre cómo ser un súper cuentacuentos para que tu peque se sumerja en una historia apasionante llena de aventuras y personajes entrañables gracias a tu ayuda.⁣

 

⁣LA VOZ

Evidentemente, no habla igual el lobo feroz que la abuelita. Modula y adapta la voz para cada personaje y utiliza una voz algo más neutra para el narrador. Tu peque se tronchará de risa con esas características voces… ¡y todas salen de ti! ⁣

Si te faltan ideas puedes:⁣

🐣 Usar una voz muy aguda para personajes muy pequeños como los pollitos.⁣

🐻 Usar una voz grave para personajes gorditos y blanditos como los osos.⁣

🐍 Marcar mucho las eses en los reptiles como serpientes o lagartos.⁣

🐮 Usar onomatopeyas en animales comuuuuunes.⁣

 

LA SITUACIÓN

Para adentrarse en una historia no basta con seguir al protagonista allá donde vaya, sino que tu peque tiene que ver, oír y sentir lo que su protagonista ve, oye y siente. ⁣

Si el cuento nace de tu imaginación, no olvides darle color y textura a la narración: ¿Cómo de grandes eran los árboles de ese bosque? 🌲 ¿Cuál era el color del mar? 🌊 ¿Cómo de dulce era la nata del pastel?  ¿Aullaban lobos esa noche?⁣ 🐺

Si el cuento no nace de tu imaginación, no te preocupes. Los escritores y las escritoras de cuentos infantiles se preocupan de darle magia a los relatos, pero si quieres añadirle un plus no te olvides de tirar de las ilustraciones. ¿Qué crees que hay detrás de la maleza? 🌿¿Cómo se llaman cada una de las estrellas que hay en ese cielo? 💫 ¿Es ese el jersey favorito del protagonista? ¡Échale imaginación!⁣

EL MOMENTO

No es lo mismo leer en familia de día que de noche. Generalmente tenemos esa concepción de que lo más lógico es leer de noche, antes de dormir. Es cierto que el cuerpo se relaja, desconectas del día, tiendes a soñar bonito… ¿pero por qué dejarlo ahí? La lectura de día puede aprovecharse mucho más. Gracias a que estás con mucha más energía el libro no tiene por qué acabar cuando te caes de sueño. Además, leer un capítulo de día con tu peque hará que el mundo de fantasías llegue a su hora de juegos. ¿Podrá tu peque convertirse en uno de los protagonistas? ¿Se extenderá la historia más allá del libro? Y lo más importante: ¿te tocará a ti hacer de caballero, princesa o de dragón?

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario

x
x