Envío GRATIS. Envío EXPRESS: 6,90€

El secreto de las hojas que se caen

Publicado por Samara Martínez en

Ya estamos en otoño, empiezan a acortarse y enfriarse los días mientras nuestros peques son más y más curiosos. “¿Por qué el árbol ya no es verde?” “¿Por qué se caen las hojas?” Algunos árboles de hoja caduca están dejando atrás el color verde y sus copas se están tiñendo de rojizos y claro, los peques preguntan.

Es cierto, los árboles de hoja caduca pronto se verán teñidos de colores ocres y rojizos, casi comparables a las puestas de sol que cada día son más tempranas. Cuando el invierno asome, tendremos los caminos adornados por un manto crujiente y espeso que deje a los árboles desnudos y a los peques anonadados. Pero, ¿por qué se caen las hojas? Las hojas de los árboles de hoja caduca se caen en invierno porque dejan de ser útiles. Las hojas son fábricas de comida para el resto de la planta ya que utilizan la energía del sol para transformar dióxido de carbono, agua y otros nutrientes del suelo en otras moléculas que necesitan para crecer y realizar sus funciones vitales. La famosa fotosíntesis. Este mecanismo funciona muy bien cuando las condiciones ambientales son suaves, pero cuando hace frío las hojas son un engorro. No pueden cumplir su función por eso la planta se deshace de ellas.

 


Con las heladas, por ejemplo, las hojas se estropean porque el agua que contienen se congela formando cristales que dañan sus tejidos. Por otra parte, con el suelo congelado, las raíces no pueden absorber agua ni nutrientes ya que solo pueden tomarlos si están disueltos. Como consecuencia, la planta muere de sed al perder agua por las hojas (como parte del proceso de fotosíntesis) que no recupera por las raíces.

¿Y ese atrevido color anaranjado? Para evitar esta muerte, cuando empieza el frío, el árbol corta el suministro de savia a las hojas, retira la clorofila y otros compuestos y los guarda en otros tejidos para echar mano de ellos en primavera. La clorofila es un compuesto químico crucial para aprovechar la energía solar y un pigmento que da el característico color verde a las hojas. A medida que la hoja pierde la clorofila aparece el color de otras sustancias que estaban enmascaradas. Et voilà! Esta es la razón de los colores del otoño.

Y tú, ¿ya sabías por qué se caen las hojas de los árboles? ¿Qué más preguuntas curiosas hace tu peque? ¡Te leemos!

 

Días de tormenta Otoño

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario