Envío GRATIS. Envío EXPRESS: 6,90€

Todo lo que debes saber sobre los Audiocuentos

Publicado por Samara Martínez en

  • Los audiocuentos son una buena alternativa a la pantalla.
  • 8 motivos por los que tu peque debe escuchar audiocuentos.
  • Crea tu propio audiocuento.

Si tu peque aún no lee con soltura pero le chiflan los cuentos, los audiocuentos son una excelente herramienta para que siga viviendo mil aventuras junto con sus personajes favoritos

Los audiocuentos son cuentos narrados por profesionales en formato de audio. ¿Ventajas? Muchas. ¿Beneficios? Aún más. Los audiocuentos se han popularizado los últimos años gracias a su fácil acceso y su practicidad a la hora de transportar estos cuentos porque, literalmente, de ocupar algo tan solo serán unos megas en el dispositivo que elijas ¡o ni siquiera eso! Internet está plagado de audiolibros gratuitos sin necesidad de descargarlos y, qué quieres que te digamos, se agradece que las historias estén tan a mano por si surge la necesidad (o el gusto) de necesitarlas, ¿no? ¿Un viaje largo? Audiocuento. ¿Tu peque se marea? Audiocuento. ¿Tu peque aún no lee con soltura? Audiocuento. ¿Un cuento antes de dormir y hoy te es imposible? ¡El formato audio os salva!

Pero no solo hay ventajas, sino que además hay beneficios. Imaginación, creatividad, motivación por la lectura, aprendizaje de vocabulario, entonación… incluso pueden acceder a historias que estén por encima de su nivel de lectura, algo muy útil en verano cuando los peques prefieren echar de menos un poco los libros (lo comprendemos) pero necesitan reincorporarse al cole con el nivel de lectura -casi- intacto. Te dejamos 8 motivos por los que tu peque debería escuchar audiocuentos:

8 motivos por los que tu peque debe escuchar audiocuentos

  1. Fortalecen la capacidad del niño para escuchar y prestar atención.
  2. Fomentan que los niños sean capaces de visualizar una historia mediante el uso de su imaginación, sin ningún tipo de apoyo visual, lo que ayuda a desarrollar su parte más creativa.
  3. El interés por la lectura en los pequeños aparece más tarde que la escucha de los cuentos leídos por los mayores. Al escuchar audiocuentos, el niño se introduce antes en el hábito de la cognición interpretativa.
  4. Dado que la voz permite utilizar toda la riqueza del lenguaje incluyendo los diferentes tonos y timbres, los audiocuentos resultan muy estimulantes sobre todo para los más pequeñitos.
  5. En el caso pedagógico, los audiocuentos introducen al niño en libros por encima de su nivel de lectura.
  6. Proporcionan un modelo de lectura en voz alta que fomentará su expresión oral.
  7. Suponen una herramienta muy motivadora para niños que tienen dificultades del aprendizaje como la dislexia o problemas en el campo visual.
  8. Resultan ideales para el aprendizaje de idiomas.

Menos pantallas

Así como los audiocuentos se han popularizado los últimos años también el uso de las pantallas en los más peques. En Fabulastic no estamos en contra de las pantallas, sino de su uso irresponsable. Entendemos que las pantallas también pueden llevar a nuestros peques a contenido accesible, diverso y que pueden ayudar en su desarrollo si el contenido es el adecuado. Sin embargo, acceder exclusivamente al conocimiento por el terreno audiovisual entorpece la imaginación y delimita su imaginario a únicamente lo que ve, además de acarrear con problemas como la fatiga visual: el primer daño físico dado por el contacto constante de los ojos con las pantallas. El esfuerzo visual hace que el ojo pierda contraste además de producir sensación de sequedad ocular. Si este abuso de las pantallas se prolonga, puede derivar en migrañas.

Crea tu propio audiocuento

Es mucho más sencillo de lo que parece. ¿Te animas? 

Para crear tu propio audiocuento necesitas:

  • Un cuento: Te recomendamos la Aventura de Fabulastic porque además está personalizada (es el primer cuento pop up personalizado del mundo) y a tu peque le hará una ilusión tremenda.
  • Un móvil: Tiene que tener grabadora :)
  • Música de ambiente: No tienes que ser Spilberg, solo echarle imaginación.
  • Actitud: No dudamos que tengas.

¿Y ahora? ¿Cómo grabo mi audiocuento?

  1. La grabadora del móvil tiene opción de empezar a grabar y pausar la grabación cuando quieras para retomarla después. ¿Le has pillado ya el truco? Te aconsejamos que lo manejes bien porque es la clave del audiocuento.
  2. Una vez tengas la grabadora dominada, divide el cuento en escenas, esto te ayudará a conseguir la mejor banda sonora para tu historia. Te estás motivando, ¿verdad? Va a quedar genial, ya lo verás. Busca un tema para cada escena. ¿Es una escena en un río? Agua fluyendo. ¿Es un bosque? Pajarillos.
  3. Diferencia los personajes. ¿Vas a hablar con la misma voz siempre? ¡Ni lo sueñes! Los peques son muy exigentes con este tema. ¿Desde cuándo habla igual un oso que un ratón? No, no. Tendrás que darle a cada uno su voz y si quieres ser la repera… ¡hasta su propio acento!
  4. ¡Empieza la grabación! Ten lista la banda sonora y dale al play. Respira hondo, dale a grabar y comienza por el título. Deja un espacio de unos dos segundos, vuelve a respirar y comienza la escena. Cuando acabes con la primera escena, si el siguiente escenario es otro, dale al pause, cambia de banda sonora, vuelve a darle a grabar y continúa. Así hasta que finalices el cuento.
  5. Guarda bien tu audiocuento. ¡A tu peque le encantará!

Y tú, ¿eres fan de los audiocuentos? ¿Le gustan a tu peque? ¿Cuáles son vuestros favoritos? Cuéntanoslo en comentarios. ¡Os leemos!

diversión Fabulastic literatura infantil qué fantástico es leer

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados